La instalación de sistemas de agua potable domiciliaria rural sigue en plena ejecución en San Juan de la Costa, beneficiando actualmente a 49 familias con tecnología impulsada por energía fotovoltaica. Este innovador proyecto es parte de una serie de iniciativas que la Municipalidad de San Juan de la Costa está implementando en diversas localidades, incluyendo Loma de la Piedra, Los Hualles, Carrico, Domopulli, Monteverde y Rucamañio, entre otros sectores.

El proyecto se centra en la construcción o mejoramiento de pozos de agua o vertientes que abastecen estanques instalados junto a las viviendas. El sistema es autosuficiente, ya que no depende de la red eléctrica, sino que utiliza una bomba solar alimentada por paneles fotovoltaicos. Adicionalmente, incorpora un filtro y un clorador para garantizar la potabilidad del agua.

La inversión en estos proyectos alcanza aproximadamente los $700.000.000, financiados por la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (SUBDERE). Esta iniciativa busca proporcionar una solución definitiva al problema del abastecimiento de agua, que actualmente afecta a miles de familias en la región y que dependen del suministro mediante camiones aljibes.

El alcalde de San Juan de la Costa, Bernardo Candia, destacó la eficiencia y el bajo costo del sistema: “Este es un sistema bastante, yo diría, eficiente, barato y que le resuelve el tema del agua potable domiciliaria a una familia. El sistema funciona con una motobomba que se nutre de energía solar y esa agua es impulsada, explorada y por lo tanto estamos resolviendo un problema que es cada vez más creciente en todo el país”, declaró Candia.

“Nosotros estamos trabajando con un sistema de agua potable a través del mejoramiento de norias, es decir, los pozos que utilizan las familias. Hoy, gracias a este sistema, pueden generar agua potable para consumo del hogar con cero costos asociados”, añadió el alcalde.

Se trata de un proyecto que se ha expandido en la comuna, abarcando diversos sectores como parte del plan municipal para proveer de agua potable a los sectores más aislados a través de un sistema eficiente y sostenible de recursos hídricos.