Funcionarios de la Corte de Apelaciones de Valdivia celebraron ayer -miércoles 14 de diciembre- la navidad con los 24 estudiantes que asisten regularmente a la Escuela Hospitalaria, institución que apoya el proceso de tratamiento y rehabilitación de los niños y niñas de la zona sur del país, que por razones médicas se encuentran lejos de su hogar. La actividad, que consistió en un desayuno al que llegó el Viejito Pascuero para la alegría de los más pequeños,  fue posible gracias al aporte de relatores y funcionarios del tribunal de alzada, los que al igual que en años anteriores se sumaron a esta campaña para llevar una sonrisa a los niños en las fiestas navideñas.

 

La Escuela Hospitalaria de Valdivia, fue reconocida por el Ministerio de Educación en 2005 y atiende a niños de 4 a 14 años que padecen alguna enfermedad crónica y que -debido a sus tratamientos- han postergado su continuidad escolar.