En Sala de Sesiones del Municipio de Osorno y en medio de emotiva ceremonia de reconocimiento, 16 Asistentes y Administrativos de la Educación Pública local se acogieron a jubilación, oportunidad en que recibieron su Bono de Incentivo al Retiro, recursos con cargo al Ministerio de Educación, iniciando de esta forma un merecido descanso, luego de entregar una vida en servicio de las comunidades escolares.

El jefe comunal, Emeterio Carrillo, señaló que “desde asumida la administración edilicia, como Municipio nos hemos propuesto resaltar la labor que cada miembro de la Educación Pública ejerce. Los asistentes son tan fundamentales como el docente, por lo que el merecido bono que les permita iniciar su etapa de descanso, no podía ser solo un trámite administrativo, por ello nos reunimos para festejarlos y agradecer su compromiso y apoyo durante prácticamente toda una vida”.

Al asumir como autoridad comunal, dijo Carrillo, “nos comprometimos a liderar el diálogo que permitiera agilizar el traspaso de recursos para hacer entrega de los dineros por concepto de Bono de Incentivo al Retiro, labor que rindió frutos, gracias al trabajo transversal junto a las entidades comprometidas en la materia”.

Por su parte, la Delegada Presidencial para la Provincia de Osorno, Claudia Pailalef aseveró que, “el actual Gobierno, a través del Ministerio de Educación, no solo se ha preocupado por continuar fortaleciendo la labor educativa, sino que además trabaja en avanzar en justicia de los estamentos. Compartir con los Asistentes de la Educación un momento tan importante, como es recibir su Bono de Incentivo al retiro, nos alienta a continuar trabajando junto al alcalde Carrillo, que se ha hecho parte activa porque los tiempos se acoten en favor de los funcionarios”.

En la oportunidad, se entregó un reconocimiento póstumo a la esposa e hijas de don Arnoldo Aburto Vargas, fallecido en enero de 2020, instancia marcada por intensas emociones y que fue altamente valorada por los familiares quienes agradecieron el compromiso de las autoridades y el hecho de “reconocer la importancia del rol que cumplen los y las Asistentes de la Educación, en sus respectivas comunidades educativas”.