Como una sentencia muy preocupante para el patrimonio municipal de Osorno calificaron el diputado Alejandro Santana y el consejero regional Alexis Casanova, el dictamen de la Corte de Apelaciones de Osorno que confirmó el fallo del Segundo Juzgado de Letras de esta comuna, el cual acogió parcialmente la demanda presentada por la empresa Servitrans Servicio de Limpieza Urbana S.A. y que obliga al municipio a pagar más de $3 mil millones de pesos por conceptos de lucro cesante y daño emergente.

El tribunal de alzada osornino calificó como “ajustada a derecho” la sentencia de primera instancia, en la cual el juez Luis Meza Marín estableció que, durante la gestión del ex alcalde Jaime Bertín, “el municipio incumplió el contrato suscrito en octubre de 2014, al no incorporar en el proceso de licitación un estudio de suelo realizado en 2007, que evidencia las deficiencias que presenta el terreno donde se emplazaría el proyecto licitado, que corresponde a la “Construcción y Operación del Relleno Sanitario Provincial, Comuna de Osorno”.

Al respecto, el consejero Alexis Casanova reconoció que la sentencia es un duro golpe para la nueva administración municipal y agregó que el proyecto desde un principio no debió prosperar.

“Es un tema que empezó mal y terminó mal, y esta nueva administración tendrá que buscar los mecanismos judiciales, en este caso acudir a la Corte Suprema y apelar a este tema, pero es una tarea difícil que enfrenta esta nueva administración frente a un proyecto que desde un principio jamás debió hacerse, así como lo estableció en sus primeras líneas el informe Poch que decía que la empresa no estaba en condiciones técnicas de poder desarrollar este emblemático proyecto en la comuna y provincia de Osorno”, sostuvo.

En tanto, el diputado Alejandro Santana fue más allá y pidió a las autoridades pertinentes que se revalúe la ubicación del actual relleno sanitario, tomando en consideración el gran crecimiento de población que ha experimentado el sector de Rahue, lo que hoy deja a este proyecto prácticamente a las puertas de sus hogares.

“Veo necesario socializar este tema con la comunidad de Rahue, con la más amplia participación ciudadana y en conjunto con la red ambiental de Osorno, para reevaluar la pertinencia de que el relleno sanitario siga emplazado en un lugar que, de acuerdo a lo consignado por los informes citados en el fallo judicial, es restrictivo para cualquier proyecto civil que se pretenda realizar allí”, dijo el parlamentario y agregó que “no podemos perjudicar la calidad de vida de las vecinas y vecinos, y castigarlos con la operación de un relleno en el patio trasero de sus casas”.

Ambas autoridades recordaron que la disposición final de desechos domiciliarios en la provincia es un tema que se vuelve cada vez más complejo, considerando por ejemplo que el vertedero Curaco hoy día está pronto a colapsar y ya no es capaz de recibir más residuos, no solamente de Osorno sino que de todas las comunas, dijeron, por lo que pidieron mayor involucramiento de parte del Gobierno Regional de Los Lagos.

“Los rellenos sanitarios, ya lo estamos viendo en La Laja, igual producen contaminación, igual llegan las aves, igual se produce emanación de olores y no se puede castigar a la gente, porque a nadie le gustaría tener un basurero atrás de sus casas. Yo creo que ese tema tienen que pensarlo muy bien, igual conversarlo con la Comisión de Medio Ambiente del Gobierno Regional para ir viendo cuáles son las mejores alternativas de este tema que se viene arrastrando desde hace más de una década en la comuna de Osorno”, recalcó Casanova.