Existe molestia y preocupación de los osorninos por el alza sostenida que ha presentado la bencina, ya que el precio de este producto influye en todas las actividades productivas, generando incrementos en valores de la mayoría de los productos también.

Hace un año, en junio de 2020, y durante varios meses, cuando comenzaba la pandemia, la gasolina de 93 octanos costaba alrededor de $784, la de 95 $822 y la de 97 $875.

En cambio, la realidad actual en las estaciones de servicio locales es que la bencina de 93 octanos cuesta $929 el litro, la de 95 $953 y la de 97 $977. El alza de un año a otro es de más de $100 el litro.

Dentro de los gastos diarios de miles de personas están los pasajes de colectivos, por lo que el vocero de las cinco entidades de colectivos de Osorno, Humberto Ulloa, manifestó su preocupación por el alza sostenida en el valor de las gasolinas

Los transportistas de pasajeros están pensando en una posible alza en las tarifas ya que se hace irresistible que se siga cobrando el valor único de 600 pesos para todos los horarios, estando a la espera que en el parlamento se apruebe el proyecto de ley para terminar con el impuesto al específico.

Por otra parte el seremi de Economía, Francisco Muñoz, señaló que el alza en el precio de los combustibles no sólo afecta a quienes ocupan medios de transporte o vehículos, sino también que tiene un cierto grado de afectación al consumidor final y precisó que van 29 semanas de incremento en los valores.