En medio de la incansable y gigantesca labor de vacunación por COVID, sumada a la campaña de influenza en todo nuestro territorio nacional, los trabajadores de la salud primaria – aseguran -  han sostenido más allá de lo racional y sustentable sus labores, sacrificando su salud física y mental, así como su integridad.

Nuestros trabajadores de la salud son herederos de una larga tradición sanitaria, conocen su labor y las necesidades locales y también nacionales, han sido los artífices de estas campañas de vacunación que incluso han marcado un precedente mundial.

Así lo mencionó Yasna Flores, presidente de la asociación de funcionarios municipales de la salud en Osorno.

Agregan que trabajadores de salud primaria, demandamos respeto, descanso y nada menos que el lugar que hemos ganado con trabajo, pues el recurso humano debe ser sustentable.

Es por esto que, desde esta semana, y producto del acuerdo de nuestro consejo nacional, debemos pasar de la alerta nacional, a la acción. Dolorosamente nos vemos obligados una vez más a avanzar a una movilización, y tristemente sabemos que es el peor momento de la historia, pero peor aún, pareciera que somos los únicos que sabemos esto, pues las autoridades, aún no se han dado cuenta de la gravedad de nuestra misión.

A nivel nacional en conferencia de prensa, se darán  conocer  actividades de protesta y de movilización, las que se detendrán únicamente si en cada rincón de nuestro país se entregan las garantías de cuidado y protección de nuestros compañeros de la salud primaria, aseguran en un comunicado de prensa.