En todo el país, la Unidad Constituyente se encuentra trabajando en lineamientos generales, liderados por Patricio Vallespín, para evitar que el Ejecutivo minimice el rol de quien defenderá los interés de la gente de cada región y reemplazará la figura del Intendente

 Ante la inminente llegada del primer Gobernador Regional que tendrán las regiones, el cual debiera ser electo el 11 de abril marcando un momento histórico para el país y nuestra Región de Los Lagos, los candidatos y candidatas de la Unidad Constituyente han puesto en alerta las acciones que estaría realizando el Gobierno de Sebastián Piñera para minimizar la capacidad de gestión de esta nueva autoridad.

Patricio Vallespín, quien representa a una importante mayoría tras ganar las primarias para Gobernador Regional en diciembre pasado, ha liderado un proceso de análisis donde postulantes a la Gobernación de todo Chile, han visualizado una estrategia negativa por parte del Ejecutivo, con miras a ralentizar el proceso de Descentralización. “No queremos Gobiernos Regionales bonsái, pequeños y débiles. Vemos que el Presidente no quiere avanzar en el proceso de descentralización y plantea una visión centralista. Por eso denunciamos la clara tendencia que busca minimizar a la nueva autoridad electa por la gente. El 11 de marzo del 2018 se comprometió a transferir mayores recursos, más facultades y responsabilidades a los Gobiernos Regionales, pero no se ha presentado ningún proyecto de Ley de ampare aquello”, señaló Vallespín. El ex Intendente también puntualizó el hecho de que “el presupuesto no puede estar siendo influenciado por el nivel central y menos aún podemos supeditar los procesos de desarrollo a la Subdere. Es más, es tan evidente el rol negativo que está teniendo el Gobierno en este proceso, que sus esfuerzos están por enaltecer la figura del delegado presidencial designado, por sobre el Gobernador electo por la gente”, señaló Patricio Vallespin, en referencia a que la autoridad electa estaría siendo relegada a un lugar “por definir”, siendo impedido de usar la sede histórica del Gobierno Regional en Puerto Montt, la cual quedaría en manos del delegado y no de quien administre el estamento local.    

 

Mediante un comunicado oficial, el bloque de candidatos y candidatas a Gobernador Regional de la Unidad Constituyente, manifestaron su amplio rechazo a toda medida contra la descentralización e hicieron un llamado al Gobierno a dar señales concretas de un cambio en su plan de trabajo en torno a la relevancia que tienen las nuevas autoridades elegidas por la comunidad.