Cuando se cumple una década de la estafa de las casas en Purranque, de los comités habitacionales Los Copihues, Los Héroes y Berries Patagonia, consultamos al Director Regional del Serviu Fernando Gunkel, quien fuera en aquella época Seremi de Vivienda, sobre si ha existido algún avance con los comités estafados, señaló que muy pocas familias pudieron obtener un subsidio habitacional, pero lo lamentable fue la perdida grandes sumas de dinero que le fueran entregados en ese entonces a la egis “Construcciones y Servicios Los Castaños Limitada”, que comandaba la Empresaria María Flores Keim, quien dirigiera también las radios invita y viva de Purranque.

 

Para Fernando Gunkel recordar esta situación, le causa mucho dolor por el abuso ejercido por la propietaria y representante de dicha Egis, que engañó con el sueño de la casa propia a más de 500 familias, convirtiendo a la ciudad de Purranque en el epicentro de las estafas de vivienda a nivel nacional, junto a Limache, saliendo en la prensa y en reportajes a nivel país, pero que extrañamente, quedo en nada, señaló Gunkel.

 

Fernando Gunkel, recuerda un episodio donde se reunieron muchas personas en un gimnasio donde esta “seuda empresa patrocinante” la Egis Los Castaños Ltda., por intermedio de su representante, la empresaria María Flores Keim, incluso hizo una presentación digital en power point, con la muestra de las supuestas casas a las que iban a acceder los usuarios, pero lo más insólito, es que en la formalidad no había nada.   Estos comités nunca fueron postulados y las empresas en cuestión no existían en los registros del Serviu, teniendo Flores Keim engañadas a más de 500 familias, tal como se demostró en el programa Aquí en Vivo de Megavisión, rememoró el entonces Seremi.

 

Fue por ello, que en ese momento Fernando Gunkel, junto al equipo asesor con el que se encontraba en la oportunidad, alzó la voz y les señaló a todas las personas que estaban reunidas allí, que lo mostrado por la Empresaria Flores Keim, era un engaño, pero nadie captó el mensaje y pasaron meses en darse cuenta que estaban siendo estafados, es más, algunos sólo se dieron cuenta cuando fue exhibido el programa de televisión.

 

Uno de los dirigentes que luchó hasta el final contra Flores y su equipo, fue Ariel Nahuelpán del Comité Los Héroes y que a 10 años que se evidenciara la estafa y 14 años desde que se formaron como comité, por fin las 38 familias que permanecieron junto a él ya cuentan con su casa propia, las que debieron ser entregadas en el mes de marzo, pero con el estallido social y la pandemia esta entrega se ha visto retrasada.

 

Es por ello que junto a la Directiva que se formó hace más de una década, han continuado avanzando hasta lograr este año la construcción de 28 viviendas las que serán entregadas en una primera etapa y las otras 10 se esperan estén listas el próximo año, por lo que llama a la tranquilidad a esos socios que sus casas van a salir sí o sí.

 

Para Ariel Nahuelpán revivir la estafa de la que fueron víctimas más de 500 familias, a las que no sólo les quitaron todos sus ahorros, sino que les destruyeron el sueño de la casa propia, es realizar una mirada atrás y ver como muchas personas inclusive autoridades de turno se prestaron para el “juego” y darse cuenta, como fueron engañados con un proyecto que jamás llegaría a buen puerto.

 

Fueron los constructores a cargo del Proyecto Miguel Cortez y Claudio Alvarado, quiénes le abrieron los ojos a este dirigente, señalándole que en realidad los proyectos nunca fueron presentados al Serviu por Maria Flores. Esta señora que estafó a las familias es muy hábil señala Ariel Nahuelpán “manipulaba muy bien las mentes de las personas” ya que dentro de los comités había incluso personas profesionales que nunca se dieron cuenta de la estafa de la que estaban siendo víctimas.

 

Otra de las víctimas estafadas es Sandra Vargas, quién pertenecía al Comité de vivienda Esperanza, otro de los 5 comités que dirigía María Flores, inscribiéndose por primera vez para obtener su casa propia, acto en el cual se les exigía un primer deposito para quedar dentro del comité, luego debían aportar para los trabajos de topografía y así sucesivamente, aportando dineros que hasta los días de hoy nunca les fueron devueltos.

 

Sandra Vargas recuerda este episodio con mucha rabia e impotencia ya que una estafa como la que ellos sufrieron nunca se les olvidará, por la gran cantidad de familias defraudadas y la gran suma de dinero que se apoderó María Flores. En su caso son 13 años de estar a la espera de una vivienda, sueño que se verá materializado cuando este 2020 se les entreguen las llaves de su casa propia, trabajo que realizaron junto a Ariel Nahuelpán.

 

Sandra Vargas quiso enviar un mensaje a las personas que están actualmente postulando a viviendas que tengan mucho cuidado ya que María Flores sigue operando a través de otras personas estafando no sólo a Purranquinos, sino en otras ciudades de nuestro país a no entregar dineros a “terceras personas” ya que sólo estos pueden ser depositados a la libreta de la vivienda de cada postulante.

 

Por su parte, el alcalde Héctor Barría reiteró el llamado a las familias que actualmente se encuentran en etapa de postulación a viviendas a que se informen por los entes correspondientes ya sea Serviu ó la Oficina de Vivienda del Municipio, ya que estos “estafadores” solicitan dineros que las egis patrocinantes no están autorizadas a recibir, porque trabajan precisamente para el Serviu.

 

Igualmente, a estar atentos ya que, según las políticas públicas de postulación, un comité de vivienda puede postular con o sin terreno, cuyo trámite no se debe demorar más de año, si pasa 2, 3, 5 años algo está mal con ese comité y se debe averiguar para subsanar la situación y no caer en estafas que lo único que hacen es perjudicar a las familias que sueñan con la casa propia.

 

Después de lo ocurrido en Purranque y las acciones legales emprendidas contra María Flores, ésta fue cobijada en Osorno, entregándole la radio 104.5 que denominó sin autorización alguna como “Supersol”, luego desapareció por varios años del escenario público y empresarial, reapareciendo recientemente nuevamente en el mismo edificio Kauak de Osorno, donde volvería a instalarse con una radioemisora, en esta oportunidad, la 100.3, de propiedad de 13radios, del consorcio Luksic, a la cual volvería irregularmente a bautizar como “Supersol”, intentando hacer creer que se trataría de la mítica Radio de Osorno que dirigía el reconocido radiodifusor Rene Espinoza.

 

Actualmente la cuestionada Empresaria María Flores Keim, se encuentra demandada por la Comunidad Administradora del Edificio Alberto Kauak, por estar construyendo en áreas comunes de dicho Edificio del sector céntrico de la ciudad de Osorno, sin autorización alguna por parte de la Administración, así como de la Dirección de Obras Municipales.