A través de múltiples alertas ciudadanas y reclamos, los consumidores han denunciado ante el SERNAC que empresas de distintos mercados les están exigiendo asistir de manera presencial a las sucursales para resolver situaciones de consumo.

Entre los casos más comunes están la devolución del tag tras la venta del vehículo; cierres y desbloqueos de tarjetas de crédito; pagos de créditos atrasados; prepago de créditos; dar de baja o poner término a contratos de tv cable y de planes de telefonía; término anticipado de seguros; gimnasios; entre otros.

En el caso de las Alertas Ciudadanas recibidas, los consumidores mencionan al menos 24 empresas que solicitan acudir en forma presencial y no ofrecen instancias a distancia o alternativas no presenciales para resolverlos en el contexto de la pandemia. Incluso, de este universo, 10 proveedores tienen problemas para ser contactados en forma remota por parte de los consumidores, pues se cortan las llamadas o permanentemente las líneas “están saturadas”, no dejando más opción a las personas que acercarse a las sucursales.

En aquellos casos donde los consumidores sí se pueden contactar, las empresas no dan opciones para poder solucionar los problemas, encontrándose con explicaciones tales como “no se puede pagar la cuota de la deuda por internet” o “no se ve reflejado el descuento en la opción de pagar por internet”.