El Ministerio de Desarrollo Social y Familia, junto al Arzobispado de Santiago unieron esfuerzos y tras la firma de un convenio de colaboración se aumentará la cantidad de albergues y refugios que permitan recibir a adultos mayores y personas en situación de calle durante el Estado de Excepción que vive el país.

Al respecto, el ministro Sebastián Sichel valoró el apoyo de la Iglesia Católica, puntualizando que “el Arzobispado de Santiago ha puesto a disposición 17 centros de la iglesia que permiten cobijar y albergar a los sectores más vulnerables y que están bajo el cuidado del Estado. Este convenio se va a traducir en duplicar la capacidad de infraestructura que teníamos para cobijar a personas en situación de calle que necesiten refugio para pasar el aislamiento de la cuarentena, estos primeros refugios van a cobijar a adultos mayores y personas que presenten riesgo en particular”.

Los adultos mayores y las personas que viven en situación de calle son parte de los grupos que más pueden verse afectados con la llegada del Coronavirus a Chile, debido a que una gran parte de ellos padece afecciones médicas preexistentes y que en caso de ser contagiados pueden llegar a desarrollar casos graves de la enfermedad con más frecuencia que otros grupos.

La autoridad aprovechó la instancia para hacer un llamado “al resto de las instituciones del país, aquí hay mucha institución que tiene infraestructura, que tiene la capacidad hoy día de cobijar y albergar personas, y que ojalá la ponga a disposición del Estado de la manera más fácil y económica posible como lo hizo la Iglesia, sin costo y que permita finalmente enfrentar la necesidad que tenemos de mantener condiciones de aislamiento necesaria para proteger a la población vulnerable”.

Por su parte, el Arzobispo de Santiago, Celestino Aós, sostuvo que “nosotros quisiéramos atender a todos, porque toda persona es sagrada y por eso desde el principio ofrecemos toda nuestra colaboración en lo material, en lo que tenemos, en lo que podemos disponer; edificios, establecimientos, para que el Gobierno pueda efectivamente atender a estas personas, a estas urgencias especiales. Sabemos que un grano no hace un granero, pero ayuda al compañero. Entre todos los chilenos vamos a salir adelante con la ayuda de Dios, vamos a salir mejorados, más enriquecidos, mejores ciudadanos y mejores cristianos”.

Plan Invierno

En el marco del adelanto del Plan Invierno para el 15 de abril, el subsecretario de Servicios Sociales, Sebastián Villarreal, sostuvo que “hoy ya hay medidas que se han tomado que es la habilitación de 22 dispositivos a lo largo de todo el país que van a permitir atender a un máximo de 20 personas en situación de calle, este número lo que busca es poder garantizar que existan las medidas de aislamiento para una adecuada atención y así evitar contagios, en segundo lugar se están implementando más de 60 rutas calles que comienzan este viernes en la región de Magallanes y así progresivamente en el resto de las regiones del país y que buscan es para aquellas personas de calle que no están dispuestas a trasladarse a un dispositivo podamos estar ahí junto a ellos entregando un kit de higiene y alimentación y pesquisar cualquier tipo de síntoma para activar los dispositivos”.

Tras la firma del convenio, el Ministerio de Desarrollo Social y Familia, junto al Arzobispado de Santiago se comprometieron a generar acciones de coordinación y cooperación, con el fin de resguardar, proteger y cuidar a la población más vulnerable de nuestro país durante el período de emergencia sanitaria.